Mi Perro está Ladrando

Mi Perro está Ladrando

Mi perro está ladrando, ¿qué hago?
Probablemente sea una de las problemáticas a las que nos enfrentamos cuando tenemos un perro y es algo que no podemos predecir cuando acogemos uno.
Los perros no pueden hablar, por lo que el ladrido sirve como medio de comunicación oral y lo utilizarán siempre que quieran decir algo, a continuación vamos aprender más sobre esto.

Porque ladra mi perro

Una de las formas naturales que el perro tiene para responder ante estimulos es el ladrido. Dependiendo del momento querrá comunicar una cosa u otra; tanto en momentos de enfado, felicidad, juego, miedo o defensa, ladrará intentando que entendamos el mensaje.

Lo normal, es que los ladridos se produzcan en momentos concretos como cuando suena un teléfono, se acerca alquien a la vivienda o llaman a la puerta, y es obvio que a no todo el mundo le molesta por igual.

Ladrar se convierte en un problema cuando el animal lo hace sin ningún motivo aparente, de forma compulsiva y sin ningún objetivo. En este punto es cuando tenemos un problema al que darle solución, por que tanto para los vecinos como para los mismo propietarios la convivencia se hace más dificil.

Cuando son problemas referentes al comportamiento los ladridos se suelen dar por :

Ansiedad, por diversos motivos, que podrían estudiarse, como la separación de su propietario cuando se va a trabajar.

Agresividad por miedo, a la ve que frunce el ceño y gruñe.

Conductas compulsivas, ladrido constante, repetitivo que puede durar horas sin ninguna variación.

Si nos encontramos con este problema se aconseja acudir a una persona especializada, un profesional en psicología canina podría aconsejarnos y ayudar a nuestro perro a evitar esto.

Consejos para evitar que mi perro ladre

Si tu perro ladra compulsivamente, sin ningún motivo aparente y estás de los nervios, a continuación te ofrecemos 5 consejos que pueden ayudarte.

1. Mirada y toque de atención. Mirarlo fijamente y un «NO» seco, cuando lo hace le hará entender que debe parar, puedes sumar un leve toque  de atención. Probablemente se calle, y comience al momento otra ve con los ladridos. Comiena la batalla psicológica, debes de mantener la calama y volver a repetir lo anterior cada ve que lo haga. Acabará rindiédose.

2. No pierdas los nervios. Es normal que un ladrido constante pueda acabar desquiciándote, pero no puedes perder la calma. Los perros no siguen a personas desequilibradas, un lider estable y calmado le dará seguridad como para seguirlo.

3. Eres el lider de la manada. Una posición firme, más un temperamento calmado y estable, harán que tu perro entienda que ahí él no manda. Mantén tu posición y da un paso hacia él si continúa ladrando. Tu perro entenderá esto como que tú reclamas el territorio y que no pueded continuar con ese comportamiento.

4. Dale más ejercicio. Un exceso de energía puede desembocar en ladridos constantes, debido a la frustación y necesidad de hacer ejercicio físico. Actividades como salir a pasear, pequeñas carreras, tirarle una pelota o pequeñas escapadas al campo harán las delicias de tu mascota y servirán como un ejercicio perfecto para que queme ese exceso de energía.

5. Un especialista te puede ayudar. Hay profesionales que han estudiado la psicología canina y podrían ayudarte con tu problema, de forma que hagan de tu perro un animal más seguro y estable, libre de frustraciones.