Displasia de Cadera

Displasia de Cadera

La displasia de cadera es probablemente la última palabra que querriamos escuchas cuando tenemos un perro. Esta enfermedad afecta a una gran parte de la población canina mundial, con unas tristes fatales consecuencias.

Pero qué es la displasia de cadera, qué consecuencias tiene y se puede evitar, son preguntas que te resolvemos a continuación.

Qué es la Displasia de Cadera

La displasia de cadera es una enfermedad hereditaria, degenerativa que afecta a un gran número de la población canina mundial. Esta enfermedad no aparece cuando nace el cachorro, sin embargo,  podría manifestarse apartir de los 5 o 6 meses con una malformación osea en la articulación coxofemoral, que une la cadera con el femur.

Este factor hace imprescindible que antes de adoptar el cachorro nos informemos de sus familiares, si sufrieron de esta enfermedad o no. Al tener caracter hereditario, es muy probable que si la sufrieron sus padres y abuelos nuestro perrito la sufra también.

La displasia canina, le produce dolor al perro en los comienzos de la enfermedad, para posteriormente ir evolucionando y limitando al animal en forma de cojera al andar y complicaciones a la hora de subir escaleras o sal sentarse.

Cómo detectar la displasia de cadera

Para detectar la displasia de cadera tenemos que esperar que el cachorro cumpla los 4 meses y realizarle las pruebas pertinentes, antes no está desarollado lo suficiente.

Para la displasia de cadera, aunque no es certero al 100% antes de los 5 meses podremos realizar al cachorro el test de PennHIP, que nos indicará la probabilidad de que desarrolle la enfermedad.

A medida que los cachorros crecen la enfermedad se va desarollando, haciendo cada vez más complicada y dolorosa la vida de nuestro perro. Simplemente observándolos veremos que al caminar sus caderas se balancean más de la cuenta, al sentarse las piernas no están asimétricas o una especie de chasquido en la zona del coxis al caminar.

Si detectamos uno de estos síntomas deberíamos acudir al veterinario lo antes posible.

Tratamiento de la Displasia de Cadera

Sobre el tratamiento de la displasia de cadera, lo primero que debemos saber es que lo más importante es la detección anticipada. Cuanto antes sepamos que nuestro perro sufre displasia mejor podremos enfrentar el problema.

Dependiendo de cuánto ha avanzado la enfermedad daremos un tratamiento u otro para la displasia a nuestra mascota. Como último recurso está la cirugía.

✅ Perdida de peso es fundamental para perros que sufren de displasia de cadera, un perro más delgado hará menos desgaste de las articulaciones afectadas y la cadera, disminuyendo el dolor del animal.

✅ Medicación antiinflamatoría, ayudará a reducir la inflamación y por consiguiente mejorará la vida de tu perro, disminuyendo su dolor diario y facilitándole el movimiento. Hay de dos tipos esteroideos o no esteroideos.

Sin embargo existen suplementos alimenticios que ayudan a reducir la inflamación y no tienen efectos secundarios. Retrasando los efectos de la displasia de cadera.

✅ Ejercicio físico adaptado, ayudará al desarrollo muscular del perro y minimizar los efectos de la displasia de cadera

Consulta a tu veterinario para más información.

Operación de la displasia de cadera

Como última opción para un perro afectado de displasia de cadera estaría la cirugía. Por ser un método tan invasivo y los riesgos que conlleva la intervención se desaconseja y sólo se acude a ella en el caso de que no haya otra posibilidad.

Los diferentes tipos de intervenciones son:

  • La osteotomía triple de cadera ayuda a corregir en parte el problema para evitar que se degenere más de la cuenta. Sólo para perros son jóvenes.
  • La artroplastia pasa por la eliminación de la parte principal del fémur, se necesitan analgésicos para el postoperatorio, fisioterapia y en caso de ser viable, también ejercicios de natación.
  • La prótesis de cadera dónde se eliminia el hueso y se sustituye por una prótesis artificial. Esto ayudará a mejorar su calidad de vida llegando incluso a hacer vida normal.

Síntomas de la Displasia de Cadera

Los síntomas de la displasia de cadera son diferentes para perros cachorros o adultos, sin embargo el dolor constante y la falta de movilidad se hace común en los dos

Sintomas de la displasia de cadera en perros adultos

✅ El dolor constante y a diario

✅ Caminar asimétrico o cojera, debido al dolor y falta de flexibilidad el perro no camina como debería.

✅ Imposibilidad a la hora de correr o correr dando pequeños saltos, se asimila a como corre un conejo.

✅ Una cojera más pronunciada cuando comienza a caminar, al estar la articulación fria, que disminuye cuando el perro lleva un tiempo caminando y la articulación ha calentado

✅ No tiene una postura normal cuando está de pie quieto, las patas traseras están mas cerca de la cuenta.

Síntomas de la displasia de cadera en perros jovenes o cachorros

✅ No es tan jugueton como el resto de cachorros, prefiere estar tumbado o sentado

✅ Se le ven síntomas de dolor

✅ Patas traseras muy juntas al estar quieto, o un caminar con ligera cojera

✅ Corre dando pequeños saltitos, como un conejo

Si observamos cualquiera de estos síntomas deberíamos acudir al veterinario y  consultárselo.

Tienen los perros de agua displasia de cadera?

Los perros de agua pueden desarrollar la displasia de cadera, tristemente esta raza de perros también puede sufrir esta dura enfermedad.

Si se adopta el perro de agua en un criadero, es de vital importancia que el criador nos muestre los familiares de este perro y que certifique que no han sufrido displasia de cadera. De esta forma eliminariamos probabilidades de que desarrolle esta enfermedad.

Rate this post