Como Educar un Perro

Como Educar un Perro

Educar un perro es secillo si sigues nuestros consejos. Siempre se ha dicho que los perros se parecen a sus dueños, por eso ante la pregunta de como educo a mi perro de aguas, es fundamental que hagamos un ejercicio retrospectivo.

Los perros suelen ser un calco de su dueño, ante personas tranquilas y apacibles los perros suelen adoptar los mismos comportarmientos, al igual que si fueramos agresivo e irascible.

Un punto muy importante es trabajar con el cachorro de turco andaluz su comportamiento desde pequeño y a medida que se van haciendo adultos siempre desde el refuerzo positivo, pero nunca dejandole hacer lo que quiera. Los perros de aguas españoles son muy sociables y juguetones, y siempre estarán deseando en que le enseñemos algo nuevo.

Es básico que desde el primer momento el perro se vaya adaptando a las normas de la casa, debe ser algo constante y muy poco a poco que el vaya entendiendo lo que puede y lo que no puede hacer. Siempre nos gusta especificar con refuerzos positivos y para nada con castigos.

Esta tarea nos llevará tiempo, pero será muy gratificante, al igual que nos permitirá pasar más tiempo con nuestro perro de aguas español y conocerlo más a fondo.

Mejores consejos para Educar un Perro

Hemos hecho una recopilación de los mejores tips para educar a tu perro:

✅ Disciplina familiar

Es muy importante que si la familia consta de vario miembros todos estén deacuerdo en las normas a seguir con el nuevo miembro, nuestro cachorro de perro de aguas. Al principio estará indeciso y perdido, y necesita que todos los miembros de la manada le digan lo mismo. Por ejemplo con el tema de la alimentación, seguir unos horarios y siempre poner su cuenco en el mismo sitio.

✅Cada cachorro es diferente

Si ya has tenido educar un perro antes, sabrás que cada perro es diferente. Incluso aunque hubieras tenido un perro de aguas antes, al adoptar un cachorro nuevo, su caracter será único. Así que intenta no compararlos, eso les hará sentir mal. Cada uno es especial y puede aprender muchas cosas, sólo que con algunos podrás ir más rápido y con otros más despacio. Paciencia y disfruta!

✅ Nuestro perro no puede entender el lenguaje

Esto que parece una obviedad, es necesario recordarlo, porque ellos no necesitarán grandes discursos de el porqué de las cosas. Pero si que los comandos y órdenes sean claras y concisas, y que por supuesto siempre se ejecuten igual. Ellos no podrán entender que hoy es un día especial y pueden saltarse las normas, les harás liarse y frustarse. Como por ejemplo que nunca puedan subir al sofa, pero los sábados sí.

✅Refuerzos positivos

Seremos muy constantes con este tema, pero queremos incidir en los refuerzos positivos como ayuda al aprendizaje. Desde perros de agua nos oponemos a cualquier tipo de castigo sobre un animal, sí estamos a favor de perros educados en sociedad, pero através de otros métodos. Como la paciencia, repetición y refuerzos positivos

Hay muchos tipos de premios para incentivar los buenos comportamientos como galletitas o pequeñas porciones de comida, siempre equiparable al esfuerzo.

Simplemente con ponernos serios y entonar nuestra voz de forma menos amigable, el perro de aguas entenderá perfectamente que lo que ha hecho no está bien.

✅ Poco a poco

Nuestro perro de aguas no podrá mantener la atención durante mucho tiemo, es un perro. Así que lo mejor son pequeñas sesiones repetidas en el tiempo, si a alargamos la duración se cansará y comenzara a frustrarse.

La mejor forma para aprender es que cojamos una rutina, un mismo horario y unos ejercicios repetidos, poco a poco irá realizándolos mejor, hasta que consiga no equivocarse

✅ Primeros días de nuestro cachorro

Aquí empieza la educación de nuestro cachorro, será algo constante, teniendo en cuenta que necesitará tiempo. Aprender a dónde y cuándo hacer sus necesidades es lo básico para comportarse en sociedad para un perro, los primeros días cuando el cachorro todavía no puede estar en la calle podemos empezar usando una empapadera.

Ya podemos utilizar las recompensas para que vaya entendiendo poco a poco cómo hacer las cosas, la paciencia será la clave, y nunca perder los nervios. Cuando son pequeños no pueden aguantar mucho sin defecar, por lo que tenemos que ser muy comprensivos.

Con su alimentación será exactamente igual, iremos poco a poco acostumbrándolo a que su cuenco con comida estará en el mismo sitio y, a la misma hora. Cuándo son cachorros comen más veces pero menos abundante como ya explicamos en el capitulo de la alimentación de un perro de aguas .

✅ Enseñarles a pasear.

Cuándo sacamos a pasear a nuestro perro de aguas, tendremos muchas oportunidades para enseñarles no sólo hacer sus necesidades. También a caminar.

El turco andaluz es un perro con gran energía, además de fuerza, no te dejes engañar por su manto peludo, esconde un gran atleta. Así que habrá veces que las ansias le puedan y comienze a tirar de su arnes, es importante que aprenda a caminar a nuestro paso, ni más rápido ni más lento.

Es un ejercicio que toma su tiempo pero los resultados son increibles. En el momento que el perro comience a tirar con fuerza, debemos pararnos hasta que ceda y él se detenga también, esto hará que su nivel de excitación baje. Una vez que se relaje podemos reiniciar la marcha, esto lo repetiremos asiduamente hasta que entienda que tiene que caminar a nuestro mismo paso.

¿Es dificil educar un cachorros ?

A la misma vez que le enseñamos a caminar habrá pequeños comandos o palabras que podremos repetirle, simpre de una forma clara, firme pero suave. Bastará con la repetición del ejercicio un par de veces para que nuestro cachorro sea capaz de hacerlo correctamente, son muy inteligentes y aprenden rápido a la vez que memorizan gran cantidad de comandos.

Órdenes como «quieto», «sienta», «vamos» o «ven» ayudarán al aprendizaje de nuestro perro de aguas, asociando estas palabras con movimientos o situaciones.

Ejercicios como :

  • Pasar junto a situaciones que le alarman o le producen excitación, por ejemplo otro perro, y con voz calmada repetirle «para»  «sienta» debemos detenernos hasta que él haga lo mismo dejando de  tirar de la correa y bajando su excitación, es fundamental que pueda controlar sus impulsos.

De esta forma nos seguirá como lider de la manada entendiendo que si nosotros estamos tranquilos él puede estar tranquilo, no hay ningún problema.

  •  Controlar sus ansias con la comida. Debemos intentar que este sentado, paciente mientras preparamos su comida y, hasta que no le demos la orden no se acerque al plato a comer. Al igual que si tenemos que retirar su cuenco, no se ponga agresivo, simplemente se aparte

La paciencia será la clave del como educar a un perro. Son animales increibles con una gran inteligencia, sólo necesitamos mucho cariño y perseverancia para ver los grandes resultados.

Educar a un cachorro para hacer sus necesidades

Deberíamos Enseñar a un Cachorro a hacer sus necesidades  en el sitio que queramos para que en un futuro no tener problemas.  De un cachorro educado, crecerá un adulto responsable.

A continuación te enseñamos como hacerlo.

Hasta las 8 semanas no podremos empear a enseñar a nuestro cachorro a hacer sus necesidades, por otro lado coincide con la edad de destete, a la ve que empiean a explorar sus alrededores.

Pasos a seguir para enseñar a un cachorro hacer sus necesidades en un sitio concreto

1- Seguimiento: Tenemos que tener en cuenta que un cachorro puede aguantar sin orinar su edad + 1 hora, es decir:

3 meses + 1h = 4 horas sin orinar, si tiene 3 meses

4 meses +1 hora, si tuviese 4 meses

Por lo que de vez en cuando tenemos que enseñar al cachorro la zona indicada para que defeque. De forma que se familiarice con ella y vaya asociandola hacer sus necesidades allí.

2. Previsión: Haciendo el cálculo de horas conforme a su edad, podemos averiguar cuándo mas o menos tendrá ganas de orinar. Por lo que lo llevaremos a la zona elegida para defecar y esperaremos.

Hay momentos claves que el cachorro estará más dispuesto hacer sus necesidades como después de dormir, después de comer, después de jugar.

De esta forma, conseguiremos que el cachorro orine la mayor parte de las veces en el lugar correcto, evitando que lo haga en una zona que no queremos.

3. Recompensa: Los refuerzos positivos son muy importantes a la hora del aprendizaje del perrito. Por lo que después de hacer sus necesidadades en el sitio correcto, le daremos caricias e incluso algún alimento que le guste

4. Durante la noche: Lo normal es que los cachorros no aguanten toda la noche sin orinar, tendremos que habrá que usar papel dónde duerme, de forma que si orina en medio de la noche, no manche el suelo.

5. Muy importante:

Seguir una rutina de forma que el cachorro se acostumbre poco a poco por repetición y vaya asociando las ganas de orinar con el sitio que le hemos asigado para esta acción.

Debemos premiar no castigar las felicitaciones ayudarán a su motivación para hacerlo bien, sin embargo el castigo hará que se traumatice y tenga miedo. Sólo es cuestión de paciencia.

Deja un comentario